En tiempos de confusión el proyecto de Antorcha sigue firme.

Crisis en Venezuela: por qué algunos militares llevan cintas azules en su caras o brazos
abril 30, 2019
Obras logradas por Antorcha en Guadalupe generan bienestar y desarrollo.
abril 30, 2019

Con la llegada de  Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República por el Partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), se creyó que cambiarían las cosas en el país, sin embargo nada se dice del principal problema que es la pobreza de los mexicanos y mientras no haya acciones encaminadas a cambiar esto y se sigan aplicando recursos solo en programas asistencialistas, la población seguirá como siempre, sorteando los efectos de la desigualdad.

            El respaldo de alrededor de 30 millones de ciudadanos  posicionó a AMLO como el mandatario más votado en el país y puesto que ofreció un gobierno sin corrupción y desarrollo gente de buena fe creyó en él. A  seis meses de su gobierno no hay claridad sobre temas que preocupan a todos, como el desempleo, el repunte de la violencia, la migración, el ambulantaje o la postura entreguista y de sometimiento ante Estados Unidos (garantizando mano de obra barata, sin límites a la explotación de la fuerza de trabajo ni a los recursos naturales),  por lo que  poco a poco  la gente se va desengañando y empezará a exigir que se deje de culpar de todo a gobiernos anteriores y se ponga a trabajar en serio, que para eso fue elegido.

  Más allá de las simpatías políticas, a los mexicanos nos conviene analizar objetivamente el desarrollo del gobierno en turno porque su política de descalificación sin ninguna prueba y de  tratar de imponer la Constitución Moral (eso de ser buen ejemplo aquí no funciona), ha polarizado y creado encono social que afecta a muchas personas. Hay muchos errores de su gobierno y supuestas consultas que ya rayan en el ridículo por carecer de una metodología aceptable, que tome en cuenta por ejemplo el tamaño de la muestra, el procedimiento, etc.), es decir con los elementos técnicos básicos reducidos a levantar la mano en señal de aprobación, el desencanto aún no es generalizado, sin embargo todo indica que la administración  va en picada.

            Una de las organizaciones que más ha sufrido el fuego con el poder federal es el Movimiento Antorchista, ente  que agrupa a más de dos millones y medio de ciudadanos y a quien despectivamente llama “Antorcha Mundial”. Pero no solo ofende a los antorchistas, sino que bajo esta consigna empresarios, servidores públicos, deportistas,  maestros, médicos, madres de familia, campesinos, comerciantes, etc., se han  visto perjudicados  y señalados por el mismo Andrés Manuel López Obrador por dos vías: por el recorte del presupuesto público para atender a temas específicos  y también por acusación directa o indirecta relacionadas con la corrupción.

            Con sus acusaciones no se concede la presunción de inocencia, sino que el primer mandatario se convierte en juez y esta desafortunada postura es emulada por otros políticos que se olvidan de servir a su pueblo y también se dedican ahora a perseguir a líderes y organizaciones sociales como sucede con el gobernador de Hidalgo Omar Fayad Meneses o con alcaldes como  Julio Cesar Chávez Padilla en Guadalupe, Zac.

            Por otra parte, de acuerdo con estudios del Consejo Nacional de Evaluación de la Política Social (Coneval), de los 150 programas operados aún el año pasado, 18 fueron eliminados, 14  son de nueva creación, 6 sufrieron cambios, 6 serán operados por otra dependencia (advirtiendo que no hay datos de su impacto  en las carencias sociales) y desde luego, algo que es sabido por todos, la transferencia monetaria o apoyos económicos casa por casa permite que los servidores de la nación ejerzan influencia directa ante los pobres como una estrategia de campaña política con fines de perpetuarse en el poder. Así las cosas.

            En este gobierno llegó el turno para que otro sector de la burguesía se enriquezca escandalosamente, (tal como sucede con el intermediario y dueño de Banco Azteca por medio de quien se entregan las tarjetas), aunque también hay que apuntarlo, se han afectado intereses empresariales, que seguramente serán resarcidos en breve, más no será así con las violaciones   a los derechos e intereses de los pobres de México.

????????????????????????????????????

            Por nuestra parte, seguimos denunciando una política de represión, calumnias y  persecución política, y que aunado a esto no hay obras sociales, no se sabe quién construirá las redes de drenaje o pavimentación de carreteras. Los antorchistas seguiremos luchando por que se respeten los derechos consagrados en la Carta Magna, nuestra convicción proviene de este fundamento, con lo que seguiremos exigiendo la libertad para organizarse y por la defensa del derecho a la vivienda, al trabajo, a la salud, etc.

            A la gente le están cambiando obras por un apoyo económico miserable, que en el caso del Programa para el Bienestar de las Personas Adultas, oscilará en los 40 pesos diarios;  o la beca Benito Juárez de 26.6 diarios (recurso que ya no llegará a las manos de las jefas de familia quienes priorizaban la compra de alimentos, sino que ahora son los jóvenes quienes deciden qué comprar sin descartas cigarros, alcohol o drogas, así se vio en redes sociales),  por eso no cederemos a la exigencia de una mejor distribución de la renta nacional con la construcción de obras de infraestructura básica.

            Por eso, los antorchistas  te invitamos a sumarte a nuestras filas, la incertidumbre que crea el Gobierno federal no deja otra salida a que la gente se organice y luche por la defensa de sus derechos e intereses legítimos. Las obras y los apoyos sociales deben volver a la gente que contribuye a la hacienda pública.

            El ahora presidente afirmó que de llegar al poder  resolvería los problemas de México.  Unámonos, seamos críticos y que se corrija el error de confiar el destino de la patria a Morena y hagamos crecer a la organización de los pobres de México.

Follow by Email