15 de septiembre, el otro informe en Guadalupe.

RECONOCE ULISES MEJÍA HARO IMPORTANCIA DE HORMIGUITAS PARA LA CAPITAL
agosto 1, 2019
Lactancia materna, un acto de amor que debe prevalecer
agosto 1, 2019

Por: Osvaldo Ávila Tizcareño

Dirigente Antorchista de Zacatecas

 

Han pasado casi 11 meses de las actuales administraciones municipales, todas ellas han transitado en claroscuros, muchos de los Alcaldes han heredado múltiples problemas, laudos, deudas, nóminas infladas, inercias de anteriores gobiernos y un sinfín de dificultades. Ciertamente muchos de los problemas tienen su origen en administraciones anteriores y en su mayoría sucedió un cambio de partido gobernante, resultado de una población inconforme o desesperanzada de su gobierno que confió en una opción distinta pensando que con ello su situación cambiaría.

            Como muchos sabemos es la situación que se presentó en Guadalupe, donde la ciudadanía brindo mayoritariamente su confianza a Julio Cesar Chávez Padilla del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) con grandes expectativas y ofrecimientos de cambiar la realidad y resolver a paso acelerado los problemas crecientes de un municipio con sostenido crecimiento poblacional. La realidad rápido mostro el divorcio entre las palabras y los hechos, las promesas se esfumaron y en su lugar arribaron las excusas, las justificaciones y una sed de revancha que ruborizarían a Némesis o a Era, las diosas griegas que eran temidas por la ira y sus acciones vengativas.

            Los problemas crecieron, el servicio de recolección de basura entro en crisis, los despidos masivos vinieron en cascada, la obra pública paralizada, las renuncias de primer nivel en aumento y una quejadera constante culpando de todo a la administración anterior.

Prudentemente los antorchistas esperamos el arribo de la nueva administración para que una vez que tomaron en sus manos la batuta de las dependencias municipales pudiéramos exponer un modesto pliego petitorio que incluía en primer lugar obras de infraestructura básica: drenaje, agua potable, electrificación, aulas, espacios deportivos, pavimentación de calles y acciones de carácter social en beneficio de los más necesitados de Guadalupe, vale decir que ninguna de las demandas constituían lujos o caprichos para la gente y sus dirigentes.

            Como es del conocimiento público la respuesta no se hizo esperar y de inmediato por escrito vino la negativa a sostener diálogo con la dirigencia antorchista, argumentando que se plegarán a las políticas instrumentadas por la federación, como resulta obvio lo inadmisible de la respuesta nos obligó acudir de manera masiva y concertamos una entrevista donde se estableció diálogo directo con Chávez Padilla, quién se comprometió a revisar las peticiones y en la medida de los alcances financieros atenderlas.

            Los días pasaron y a pesar de múltiples mesas de trabajo con el Secretario de Gobierno y demás funcionarios, solamente lográbamos escuchar una y otra vez la cantaleta de los problemas heredados, pero de las soluciones absolutamente nada.

            No quedo otro camino que la lucha callejera y la respuesta no tardo, ataques en las redes sociales, mensajes de texto vía los celulares, videos que pretendían ser anónimos pero que mostraban claramente su origen, visitas de los funcionarios a comunidades y colonias desprestigiando a la organización y a quien esto escribe acusándonos de enriquecimiento ilícito y otras sandeces pero sin aportar ningún elemento de prueba de su aseveración, ofrecimientos de dadivas a cambio de abandonar a Antorcha, llamadas telefónicas anunciando que no serían contemplados en los programas y la propia embestida calumniosa del Presidente Municipal acusándonos de mentir y formar parte de una conjura infame encaminada a desestabilizar su gobierno, ¿con tantos errores haría falta una acción externa?

La acción que puso al descubierto con mayor claridad ante quienes estamos aconteció el 22 de marzo mientras de manera pacífica cuatro jóvenes realizaban pintas fueron privados de su libertad, pero sabedores que la lucha implica riesgos y adversidades determinamos seguir adelante el tiempo que fuera necesario, cadenas humanas, las protestas, la denuncia pública continúo, hasta que el 7 de mayo por fin pudimos retomar el diálogo y se acordó de nueva cuenta analizar el pliego petitorio y responder a lo que fuera posible.

            A efecto de darle seguimiento se comisiono al Lic. José Saldivar Alcalde quién funge como Secretario de Gobierno, pero estaba claro que la tarea era precisa someter al túnel del tiempo nuestras peticiones y prolongar el mayor tiempo posible las improductivas mesas de diálogo para evitar mayor desgaste y buscar el posicionamiento repartiendo los programas sociales del gobierno federal, a las reuniones se sumó el Lic. Jaime Osvaldo Pinales un experimentado funcionario que a su paso por áreas de cultura y desarrollo social se ha destacado por su eficacia y sensibilidad, pero nada, al igual que los demás funcionarios solo tenía la tarea de llevarnos pateando el bote. En aras de quitar pretextos para la atención, centenas de antorchistas presentaron por escrito sus solicitudes de manera individual, pero incluso en la última reunión con el funcionario mencionado el 18 de julio se nos informó que se les respondería por escrito que no había recursos para atenderlos, ahí mismo el 18 de julio solicitamos que se le notificará al Secretario de Gobierno sobre la necesidad de conocer la respuesta al pliego y formalmente se estableció el compromiso de que se nos llamaría, han pasado doce días y nada, la espera continúa.

            No hay de otra, regresaremos el próximo 1 de agosto a solicitar respuesta y en caso de ser ignorados de nueva cuenta no quedará otro camino que la protesta, por ello de una vez nos iremos preparando para que el 15 de septiembre o el día que rinda su informe el Alcalde haremos un ejercicio paralelo y similar dando cuenta de la represión, las maniobras y la burla de la que hemos sido objeto, seguramente vendrán los ataques ya veo aquellos perfiles y cuentas que se inventen calumniando en las redes, vendrán más videos con nuevos protagonistas, no importa estamos preparados para ello, estar del lado del pueblo implica riesgos y dificultades, quizá nuestra lucha dure los tres años de la administración, también estamos preparados para ello y desde hoy nos dispondremos a sumarnos a todo aquel guadalupense que sea objeto de ultraje o abuso de los gobernantes, podrán negar en absoluto la solución de las demandas, pero nunca podrán quitarnos nuestra aspiración de una vida más digna y por ella estamos dispuestos a luchar la vida entera de ser necesario. 

Follow by Email