Ocho detenidos por la cadena de atentados que ha dejado más de 200 muertos en Sri Lanka

INVITA GOBIERNO ESTATAL A PARTICIPAR EN TALLERES ARTESANALES DE SENSIBILIZACIÓN 2019
abril 21, 2019
SE INCORPORAN SERVICIOS DE CALIDAD A LAS CALLES PROLONGACIÓN MORELOS Y PÁNFILO NATERA
abril 22, 2019

Siete personas fueron arrestadas y tres policías fueron asesinados durante una redada de las fuerzas de seguridad en una casa en Colombo varias horas después de los ataques. Se desconocen las circunstancias de la detención del octavo. El gobierno ha declarado el toque de queda en la capital ante el temor a nuevos ataques y ha bloqueado el acceso a las redes sociales y a las aplicaciones de mensajería, incluidos Facebook y WhatsApp.

Entre los fallecidos extranjeros se cuentan dos ciudadanos turcos, un holandés, cinco británicos -dos de los cuales con doble nacionalidad estadounidense-británica-, tres daneses y ciudadanos chinos.

Atentados en Sri Lanka

El gobierno ha declarado el toque de queda en la capital ante el temor a nuevos ataques y ha bloqueado el acceso a las redes sociales y a las aplicaciones de mensajería

Las seis primeras explosiones ocurrieron de forma coordinada hacia las 8.45 horas locales en tres hoteles de lujo en Colombo –el Cinnamon Grand, el Kingsbury y el Shangri-La, todos de categoría cinco estrellas–; en una iglesia de la capital; otra en un templo de Katana, en el oeste del país; y un tercero en Batticaloa, en el este de la isla, explicó el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara.

La séptima detonación, en la que hubo dos fallecidos, se registró horas más tarde en un pequeño hotel situado a unos 100 metros del zoo de Dehiwala, un suburbio ubicado a una decena de kilómetros al sur del centro de Colombo. A primera hora de la tarde se produjo la octava explosión en un complejo residencial en Dematagoda, en Colombo.

Una mujer familiar de una de las víctimas llora en las inmediaciones de la morgue en Colombo
Una mujer familiar de una de las víctimas llora en las inmediaciones de la morgue en Colombo 

Los católicos de Sri Lanka, como los del resto del mundo, asistían a la misa de Pascua el domingo, una de las fechas más destacados del año religioso cristiano. Tras los atentados, todas las celebraciones de Pascua han sido canceladas.

“Escenas horribles. He visto miembros amputados esparcidos por todos lados. Equipos de emergencia están desplegados en su totalidad en todos los puntos. (…) Hemos llevado muchas víctimas al hospital, esperamos haber salvado muchas vidas”, aseguró en Twitter el ministro de Sri Lanka para las Reformas Económicas y la Distribución Pública, Harsha de Silva, tras visitar varios de los lugares atacados.

Los católicos de Sri Lanka, como los del resto del mundo, asistían a la misa de Pascua el domingo, una de las fechas más destacados del año religioso cristiano

Las imágenes difundidas por los medios locales muestran la magnitud de la explosión en al menos una de las iglesias, con el techo del templo semidestruido, escombros y cuerpos esparcidos mientras la gente trata de socorrerlos. Todas las escuelas del país permanecerán cerradas el lunes y el martes, según ha confirmado el Ministerio de Educación.

Follow by Email