Conoce a la primera inmigrante en ser comisionada del Departamento de Agua y Energía de L.A.

Trump en estado de alerta, Mueller entrega el informe sobre la Trama Rusa a la fiscalía
marzo 23, 2019
Se suicidó de un disparo alumna que sobrevivió a masacre de Parkland en Florida
marzo 23, 2019
Aura Vásquez, es la primera inmigrante en ser una de los cinco comisionadas del Departamento de Agua y Energía de la Ciudad (DWP) de Los Ángeles. Quien lo imaginaría cuando a los 11 años fundó un club de medio ambiente en el colegio de Monjas al que asistía en su natal Colombia.

Nació hace 40 años en el municipio Candelaria en el departamento del Valle del Cauca en Colombia.

“Salí a los 18 años con mi hermano en marzo de 1996. Mis papás vinieron meses después. Nos reunimos en Nueva York. Era una época de mucha violencia en Colombia. Salimos bus

Aura revela que sus prioridades desde que comenzó fue ser una comisionada accesible a la comunidad, de puertas abiertas y una abogada de la gente en la Comisión.

“Abrí mis propias horas de oficina. En 117 años, ningún otro comisionado lo había hecho. Esto significa que una vez al mes, cualquier persona puede hacer una cita y venir conmigo al Departamento de Agua y Energía”, indica.

En materia de temas, trabaja para que Los Ángeles alcance la meta de contar con un 100% de energía renovable, conservar, preservar y usar menos agua y mejorar la relación con los usuarios. Ahora solo se cuenta con un 35% de energía renovable.

De lo más importante que han logrado, es cerrar tres plantas de gas natural en Harbor, Scattergood en El Segundo y Haines en Huntington Beach para que se conviertan en energía renovable. “Operaban con fractura hidráulica (fracking), lo cual provoca mucha contaminación en playas, parques y afectaban la vida marina y nuestras comunidades”, subraya.

Además de ser comisionada del DWP donde no gana compensación alguna, Aura trabaja como una compañía Fortune que se dedica a buscar entidades para que reduzcan su consumo de energía.

“Me siento muy orgullosa de lo que he logrado. Hago lo que me apasiona y me hace feliz. Lo que recomiendo a otras jóvenes latinas es seguir sus sueños, trabajar duro y servir a otros. Eso es muy grande y bello. Hay que ponerse metas, tener un plan, mucha disciplina y amar lo que hacemos”, comenta.

En general, considera que las mujeres latinas trabajan muy duro. “Desde las que venden tacos en las calles hasta las presidentas de compañías. Yo lo veo en mi mamá Leonor Olave quien ya regresó a vivir a nuestro pueblo en Candelaria, Colombia. Es tan trabajadora y tiene más energía que yo”,comenta feliz.

Follow by Email