COLOSIO A 25 AÑOS DE SU MUERTE, Síntesis biográfica

MI GOBIERNO TRABAJA UNIDO Y CON RESPONSABILIDAD PARA CUMPLIR EL COMPROMISO DE IMPULSAR LA EDUCACIÓN EN ZACATECAS: ALEJANDRO TELLO
marzo 22, 2019
Familiares conmemoran la vida de Colosio con actos cívicos y culturales
marzo 23, 2019

Nació el 10 de febrero de 1950 en Magdalena de Kino, pueblo al norte de Sonora, México.

Fue el primogénito de la familia creada por Luis Colosio Fernández y Ofelia Murrieta García, quienes procrearon también a Martha Ofelia, Laura Elena Dosolina, Víctor Manuel, Marcela Dolores y Claudia María.

Infancia y juventud

La vida de los Colosio Murrieta transcurrió ligada a su entorno familiar y comunitario.

Luis Colosio trabajó como contador privado de una compañía y en sus ratos libres se dedicó a la minería.

En su niñez y juventud, siempre estuvo ligado a su padre y desde pequeño fue un auxiliar responsable en los negocios de éste. Una de sus actividades favoritas durante su infancia, era acompañar a su padre en expediciones sierra adentro.

Legislador

Como legislador, demostró que no sólo era un economista bien formado, sino tener oficio político.

Gracias a su notable capacidad de concertación, la Comisión de Programación y Presupuesto alcanzó importantes éxitos en su tarea y el reconocimiento entre los legisladores.

En sus tareas entregó buenas cuentas y demostró gran talento político. Se perfilaba desde entonces como uno de los dirigentes priístas más consistentes, cuya labor descansaba siempre en sólidos principios y en una gran capacidad para la organización del trabajo partidista, atributos que habrían de ratificarse el 3 de diciembre de 1988, al asumir la Presidencia del Comité Ejecutivo Nacional del Partido Revolucionario Institucional, apenas iniciando el Gobierno del Presidente Salinas de Gortari

Muerte

El 23 de marzo de 1994, Colosio fue herido mortalmente al

Momento en que Donato Colosio recibe el disparo en la cabeza

recibir un balazo en la cabeza y otro en el abdomen, tras presidir un mitin en la colonia popular denominada Lomas Taurinas, de la ciudad de Tijuana, en Baja California.

El presunto autor de los disparos, identificado como Mario Aburto Martínez, de 22 años de edad, originario de Michoacán y radicado hacía ocho años en Tijuana, fue detenido inmediatamente por quienes rodeaban al candidato en el momento del atentado y fue puesto a disposición de las autoridades.

El 24 de marzo es velado en la sede del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, donde se montó una capilla en el auditorio Plutarco Elias Calles.

Al mediodía el ataúd fue llevado a la agencia funeraria Gayosso, donde se congregó la familia y las amistades más cercanas de la familia Colosio. También asistieron para dar el pésame los candidatos presidencialesCuauhtémoc Cárdenas Solórzano y Diego Fernández de Cevallos.

La mañana del 25 de marzo el féretro con el cuerpo de Colosio llegó en avión a Nogales, Sonora, desde donde se le trasladó por vía terrestre al pueblo de Magdalena de Kino, su lugar de origen, donde fue recibido por los pobladores y llevado al cementerio local.

Ocho meses después, el 18 de noviembre, muere a causa de cáncer de páncreas, en la Ciudad de México, su viuda, Diana Laura Riojas de Colosio, quien también es sepultada en Magdalena de Kino, al lado de su esposo.

La muerte de Colosio se considera el primer magnicidio cometido en México desde el asesinato de Álvaro Obregón en 1928. Por el enrarecido ambiente político en el que sucedió, además de los errores, omisiones y desatinos que se cometieron en el curso de la investigación, este caso generó grandes sospechas e incredulidad entre la población.

Follow by Email